Llegaron los juegos chinos - ¡Acostúmbrate!

10 minutos de lectura
 La relación de amor-odio de China con los videojuegos

En la actualidad, China es la sede de algunas de las compañías de desarrollo de videojuegos más grandes del planeta. Tanto es así que en el 2018 los ingresos por concepto de videojuegos en China representaron un cuarto de la industria mundial de videojuegos, con lo que consolidaron aún más su lugar entre los mejores de la industria.

EN PC Y MÓVIL

La relación de China con los videojuegos

El primer acercamiento de China con la industria de los videojuegos se dió en los años ochenta cuando las primeras consolas domésticas arrasaban en el mercado mundial. Para entonces, Japón era una fuerza dominante en la industria y su Nintendo Famicom era una de las consolas más populares en Asia Oriental.

La demanda en China se disparaba a medida que su economía empezaba a expandirse y la clase media quería vivir la experiencia de los videojuegos estilo arcade desde la comodidad de sus hogares. ¡Y pensar que ahora todos sueñan con una habitación gamer!

Sin embargo, los gigantes japoneses como Nintendo debían enfrentarse a aranceles de importación excesivos; 130 % sobre videojuegos y equipos.  

El resultado de esto fue el surgimiento de un mercado «gris» en China, en el que se creaban clones de consolas a un precio significativamente más bajo que el de los sistemas importados de Nintendo. Es así como se da origen a una nueva ola de gamers de consola en China durante los años noventa, sostenida por los controles deficientes sobre la propiedad intelectual del país.

Con el pasar de los años, las inquietudes del gobierno chino sobre los efectos de los videojuegos en la juventud fueron aumentando, hasta que en junio del 2000 alcanzaron un punto crítico. 

Efectivamente, el Consejo de Estado aprobó una ley que prohibía la producción,  la importación y la venta de consolas de videojuegos y máquinas arcade.

De ninguna manera se trató de una prohibición absoluta. Ciertas consolas, como la PlayStation 2 de Sony y las consolas de Nintendo, aún eran permitidas. No obstante, las estrictas restricciones sobre los juegos permitidos fueron suficientes para evitar que estas consolas desarrollaran una fiel base de usuarios de juegos chinos.

El cambio hacia los juegos chinos tiene lugar cuando los gamers en China aprovecharon un vacío legal en la prohibición de videojuegos.

La legislación no abarcaba los juegos para PC. Esto, sumado al surgimiento de la internet y la subsecuente proliferación de cibercafés en el país, dió pie a que la nueva generación de gamers lograra sacar partido de los juegos para PC más populares.

Tal fue el auge que rápidamente los cibercafés se convirtieron en centros de encuentro en los que los jugadores compartían su pasión por los videojuegos. Es así como las populares fiestas LAN (Local Area Network, por sus siglas en inglés) crearon el ambiente propicio para el florecimiento de los juegos MMO, al igual que los juegos RPG e incluso juegos de visual novel.

Las compañías que hoy lideran la industria de juegos chinos 

Cuando de videojuegos chinos se trata, existen tres superpotencias actualmente. Se trata de corporaciones que han abierto el camino para los juegos chinos en los últimos años y son la mente maestra detrás de muchos de los mejores videojuegos chinos del momento.

Tencent

Oficialmente, es la compañía más grande del mundo en la industria de los videojuegos. Tencent, cuya sede principal se encuentra en la ciudad de Shenzhen, fue valorada en casi mil millones de dólares a principios del 2021. Solo su división de edición de videojuegos generó 23.79 millardos de dólares durante el 2020.

Ha recorrido un largo camino desde el lanzamiento de su primer juego QQ Tang en 2004. Por su parte, su título multijugador de arena de batalla  Honor of Kings impulsó la marca a un nuevo nivel. Su lanzamiento lo convirtió en el juego con las ganancias brutas más altas de todos los tiempos, además de ser la aplicación móvil de juegos chinos gratis más descargada a nivel mundial.

Luego de desarrollar su propia consola de juegos TGP, muchos otros títulos de Tencent alcanzaron renombre. Entre estos destacan League of Legends y PlayerUnknown's Battlegrounds (PUBG).

Por si fuera poco, una subsidiaria de Tencent desarrolló Call of duty: Mobile, otro de los juegos chinos gratis en alcanzar récord en descargas, con más de 35 millones a tres días de su lanzamiento en octubre del 2019.

Perfect World

Perfect World Games, como se le conocía originalmente, fue concebida por su fundador Chi Yufeng para desarrollar y lanzar una serie de juegos chinos online en el mercado de juegos multijugador.

A tan solo 3 años desde su lanzamiento fue incluída públicamente en la lista de Nasdaq, la bolsa de valores de los Estados Unidos que comprende compañías de innovación tecnológica de crecimiento acelerado.

Al mismo tiempo, Perfect World Games ha contribuido a que los gamers chinos tengan acceso a algunos de los títulos de eSports más populares del mundo en la actualidad.

Por otro lado, títulos desarrollados por la compañía estadounidense Valve, como Counter-Strike: Global Offensive (CS:GO) y Dota 2, están ahora disponibles gracias al acuerdo alcanzado por Perfect World para convertirse en el distribuidor exclusivo en China.

NetEase

Los orígenes de NetEase se remontan a 1997 cuando fue fundada como parte de la inversión en la tecnología de motores de búsqueda y de internet. Desde entonces se ha enfocado en ofrecer servicios de entretenimiento en línea, incluyendo el desarrollo de juegos para móviles PC y móviles en línea.

Entre los juegos especializados de NetEase podemos contar juegos chinos online como Tianxia III, Heroes of Tang Dynasty Zero, Nostos y Onmyoji.

Es también gracias a sus alianzas con desarrolladoras y editoras líderes del mercado mundial que China ha logrado fortalecer sus lazos con los juegos de vídeo y para PC más populares. 

Tenemos el caso de su sociedad a largo plazo con la compañía estadounidense Blizzard Entertainment, con la cual han logrado incorporar juegos al mercado como Overwatch y World of WarCraft.

Incluso, a NetEase se le ha permitido desarrollar y supervisar las versiones chinas de estos juegos para mejorar su rendimiento en el mercado de juegos chinos.

China: Un país con una arraigada cultura de juegos

China ha disfrutado de los juegos por generaciones. Tenemos el ejemplo de los videojuegos de Año Nuevo Chino; son algunos de los más populares para jugar con familiares y amigos. 

El más jugado es Mahjong, un juego de mesa con fichas, similar al juego de cartas occidental «Rummy».

De la misma manera, se atribuye la creación de algunos de los juegos más antiguos del mundo. El juego de estrategia chino Go, creado hace 2.500 años, es considerado uno de los juegos de mesa más antiguos que al día de hoy aún se juega.

Podría además llevar el título de uno de los mejores juegos de puzzles chinos, ya que los jugadores tienen la tarea de crear estrategias y rodear las piezas de juego de sus oponentes, conocidas como «piedras».

Hasta el icónico juego Damas ha trascendido fronteras, para convertirse en uno de los juegos de mesa de orígen chino más populares fuera de China continental.

En una nota más ligera, los juegos chinos de cocina también han resultado ser muy populares. Estos juegos chinos online han dirigido la atención de las nuevas generaciones hacia las técnicas de la cocina china y sus ancestrales recetas en escenarios divertidos y coloridos.

La barrera cultural a superar para publicar videojuegos en China

Actualmente, China es el mercado monolingüe más grande del mundo. Con más de 242 dispositivos iOS presentes solo en China, es fácil ver el tamaño de la oportunidad que representa la comercialización de juegos chinos. 

Sortear las diferencias culturales es vital para los desarrolladores de juegos si quieren llevar a cabo el lanzamiento exitoso de nuevos juegos y que estos sean tan bien recibidos en Asia como en Occidente. Para lograrlo deben tomar en consideración lo siguiente:

  • La importancia de la localización

En los casos en los que los desarrolladores de juego han fracasado al intentar introducir un título en el mercado Chino que haya sido sumamente popular en Occidente, estos no han puesto mucho énfasis en la localización de videojuegos. Hay juegos que simplemente no pueden ser traducidos directamente al mandarín y despertar el interés de la población local.

Es por esta razón que los grandes desarrolladores como Activision y Valve se han asociado con destacados editores de videojuegos chinos para así garantizar que los juegos sean «localizados», tomando en cuenta tanto su contenido como su presentación gráfica.

Hasta podría requerir una transformación de la trama si hay algo con lo que los gamers chinos no puedan identificarse.

  • Los juegos freemium con compras en la app sí funcionan

Comprender las preferencias de juego de los locales también es clave para garantizar el éxito de los lanzamientos de juegos chinos. No es secreto que a todos nos gustan los juegos gratis online; pues bien, los gamers de dispositivos móviles de China disfrutan más haciendo compras dentro de la app para potenciar la jugabilidad de los juegos chinos gratis que entran dentro de la categoría «freemium».

Los jugadores de juegos casuales de China pagan 50% más en la app que los jugadores de otros lugares. Es esencial para los desarrolladores garantizar que los gamers chinos puedan realizar esas compras en la app usando plataformas de pago compatibles.

Fue el grave error que cometió la desarrolladora finlandesa Supercell en 2013 cuando lanzó Clash of Clans en el país.

El juego forzaba a los jugadores a hacer compras en la app para desbloquear niveles y artículos a través de Google Play. Lo curioso es que Google Play no es una plataforma de pago reconocida en Asia Oriental, lo que llevó a los jugadores a abandonar el juego sin pagar por ningún artículo adicional.

  • Entender cuáles son los canales sociales y de marketing para llegar a los gamers chinos

Para los desarrolladores y editores de videojuegos es igualmente importante saber cuál es la mejor manera de  comercializar los nuevos títulos entre los jugadores chinos. Tenemos a Tencent de ejemplo; no es solo un desarrollador de videojuegos líder en la industria, sino que además es la principal plataforma de redes sociales en China.

Si hablamos de la exposición orgánica, Baidu es el rey de los motores de búsqueda, con 80 % del tráfico de búsquedas en toda la China continental.

Por otra parte, en términos de noticias y entretenimiento móvil, los lanzamientos de juegos suelen ser anunciados en ByteDance, la empresa matriz de la plataforma TikTok que se ha vuelto viral en Occidente.

A pesar de todo, tomando como referencia el año pasado, el gobierno chino sigue viendo con recelo a los juegos chinos. Pekín ha impuesto estrictas limitaciones en cuanto a la cantidad de tiempo que los jóvenes del país pueden pasar jugando videojuegos; solo tres horas a la semana por mucho.

A pesar de estas hostilidades, las compañías que mencionamos anteriormente siguen dando la cara por los juegos chinos.

Son nada menos que los estudios que mejor entienden el mercado chino, aunque otras compañías también pueden superar las barreras culturales y comunicacionales existentes para así publicar y operar con éxito nuevos juegos orientales en general. 

Raid: Shadow Legends
Colecciona 400+ Campeones y lucha por la gloria