La localización, el arte de (no solo) traducir juegos: desafíos y consejos para lograr el éxito de un producto localizado

Detrás de la Cámara9 minutos de lectura

En la industria de los videojuegos, la traducción de juegos y la localización no suelen recibir toda la atención que estos procesos merecen, a pesar de que en un mercado tan globalizado como el actual, ni siquiera los mejores juegos sociales podrían alcanzar todo su potencial si no fuera por una adecuada localización. 

Un jugador que se pasa la mitad de su tiempo intentando descifrar un texto mal traducido es un jugador que se marchará antes de profundizar realmente en lo que podría convertirse en un gran juego. Por lo tanto, la cuestión no es si un juego tiene que ser localizado, sino cómo hacerlo correctamente.

En este artículo se plantean algunos de los desafíos más comunes a los que se enfrenta un traductor de juegos a la hora de localizar y traducir un juego, específicamente los juegos sociales, y se ofrecen también las soluciones comprobadas a dichos desafíos. Si estás interesado/a en traducir juegos y en el apasionante mundo de la localización de videojuegos, ¡no te lo pierdas!

¿Qué es la localización de videojuegos?

La localización de videojuegos se centra en la adaptación de un videojuego a otra región, aunque esta adaptación no es solamente lingüística, es decir, no se trata únicamente de traducir juegos: existen muchos otros aspectos que también exigen ser adaptados. 

Este es el motivo por el que no se trata simplemente de traducir juegos, ya que un videojuego contiene muchos otros elementos además del texto.

La localización de videojuegos debe incluir, además de una traducción lingüística, adaptaciones culturales, normativas, gráficas y jurídicas, entre muchas otras. Se trata de un proceso esencial para que el lanzamiento de un producto se realice con éxito en diferentes regiones.

La localización de videojuegos debe incluir, además de una traducción lingüística, adaptaciones culturales, normativas, gráficas y jurídicas, entre muchas otras. Se trata de un proceso esencial para que el lanzamiento de un producto se realice con éxito en diferentes regiones.

A continuación descubrirás seis retos comunes y cómo puedes superarlos para conseguir un videojuego cuya localización convenza a los desarrolladores y enamore a los jugadores.

1. Forma un equipo sólido y experimentado

Encontrar a un traductor autónomo o una agencia de localización no es nada difícil: son muchas las empresas y profesionales independientes que ofrecen servicios que van desde la traducción y la consultoría cultural/lingüística hasta la revisión, edición y el control de calidad.

El verdadero reto es encontrar a alguien a quien confiar completamente tu producto y que siempre te entregue traducciones de primera calidad.
Para asegurarte de ello, es imprescindible que contrates a un revisor independiente que pueda garantizar una localización sin errores. Por muy bueno que sea el traductor de juegos, un segundo par de ojos siempre puede detectar cosas que han podido pasarse por alto antes. 

Con el fin de evitar posibles conflictos de intereses entre traductores y revisores y aclarar qué es lo que se espera del trabajo cada uno, lo más recomendable es establecer una serie de normas que definan su papel en el proceso. Así, podrán trabajar juntos sin que surjan problemas.

2. Recuerda: es mucho más que traducir juegos

¿Qué hace falta para lograr una excelente localización de videojuegos?

Cualquier traductor de juegos te dirá que el contexto es la clave. En la localización de videojuegos, no se puede proporcionar contexto a menos que el traductor esté bien versado en el universo del juego, conozca sus peculiaridades y mecánicas, y sea capaz de detectar todas las referencias y homenajes.

Es posible traducir juegos y obtener un buen producto sin estos matices, pero te arriesgas a que le falte dinamismo, no tenga suficiente ritmo y estilo, o simplemente no acabe de sonar del todo bien. Puede que tú no te des cuenta de ello, pero los jugadores seguro que lo harán.

Para que pueda sumergirse de lleno en el juego, convierte a tu traductor de juegos en jugador. Aliviar la presión del tiempo con unos plazos realistas y un buen margen de seguridad también ayudarán a que el traductor pueda desarrollar toda su creatividad. 

Esto le permitirá, además, estudiar la historia y la dinámica del juego. El kit de localización ideal para traducir juegos incluirá tramas, cronologías, arte conceptual, referencias y trasfondos de personajes, muestras de música y efectos de sonido. Así, podrá estudiar cada píxel del juego antes de empezar a traducir. 

Sin duda, lo mejor para tu proyecto será que el traductor se haga fan del juego.

3. La lucha contra el tiempo

La localización de videojuegos es un proceso lento y minucioso que tiene que encajar en un calendario apretado. Ningún desarrollador quiere retrasar la fecha de lanzamiento por el bien de la localización (esto es un hecho constatado). 

A veces, el tiempo asignado para la localización es apenas suficiente para traducir el contenido, revisarlo y probarlo una sola vez. Esto se observa especialmente cuando se trata de actualizaciones regulares de juegos y de los ciclos de producción de los juegos sociales.

En un ciclo de producción de siete días no sueles poder permitirte el lujo de un proceso de localización y control de calidad de cuatro días. En un mundo ideal, se aceptaría un texto "definitivo" en el idioma original de una funcionalidad nueva, y se establecerían tiempos para su edición, traducción y lanzamiento. 

Una vez recibido, ya no habría ningún cambio ni ajuste de dicha funcionalidad (spoiler alert: en la vida real, el contenido de los juegos sociales suele estar en un estado constante de cambio y actualización).

Lo ideal para lidiar con esta marcha a contrarreloj es empezar la localización lo antes posible. No subestimes la importancia de toda la documentación y contexto de los que puedas disponer; pueden ahorrarte bastante tiempo a la hora de traducir los textos definitivos, ya que los traductores se podrán hacer una idea de la funcionalidad o actualización en cuestión, y te ahorrará muchas horas de responder a preguntas y dudas.

Cuanto antes introduzcas a los localizadores en el proceso y cuanta más información les proporciones, mayor margen de tiempo tendrás para la revisión y el control de calidad, dos aspectos clave en la obtención de una localización con buenos resultados.

4. La creatividad y la información como armas para afrontar las dificultades de localización

A las dificultades de falta de tiempo y de información a las que se enfrentan los localizadores hay que añadir las dificultades propias que surgen al traducir juegos: lo que suena bien y pegadizo en un idioma puede significar algo totalmente diferente, vergonzoso o directamente ofensivo en otro.

Algunos de estos obstáculos son obvios; pero otros están "ocultos" y solo salen a la luz cuando, inexplicablemente, no funcionan con el público al que van destinados.

La única forma de enfrentarse a estos problemas va en línea con lo planteado en el punto anterior: necesitas información. Investiga. Entender la información básica acerca de un país, su cultura, historia y formas de vida te ayudará a evitar los errores de localización de videojuegos más comunes. Utiliza a los traductores de juegos como una fuente fiable de asesoramiento lingüístico y cultural.

Especialmente cuando se trata de humor, hay que estar dispuestos a cambiar un montón de chistes, comentarios y referencias, y confiar totalmente en la creatividad y la inventiva de los traductores para que los adapten y sean bien recibidos por el público, sin dejar de ser fieles al estilo original.

Como último apunte a la hora de traducir juegos, intenta minimizar la cantidad de contenido gráfico con texto: la localización de gráficos siempre trae dolores de cabeza.

5. Cuida del texto… y de la voz

Si tu juego tiene personajes bien desarrollados con una cantidad sustancial de diálogo, puede que quieras añadir otra dimensión a tu juego y darles voz.

Un buen doblaje es un combo muy potente. Sin embargo, si decides dar a tu juego una voz en off completa tienes que estar preparado para un proceso muy laborioso que requiere de tiempo y recursos, así como de mucha planificación y contactos.

Tu director creativo y tu técnico de sonido te lo explicarán todo, pero desde la perspectiva de un localizador, para que un juego social/móvil tenga una voz en off completa, tiene que doblarse en todos los idiomas que ofrece: los subtítulos no son una opción. El proceso también deberá llevarse a cabo en paralelo para todos los idiomas, o pasará a estar en estado perpetuo de "en progreso".

6. Convierte el control de calidad en tu mejor aliado

Has construido un excelente equipo de traductores y revisores. Has conseguido que tus textos sean revisados y editados por un máximo de tres personas diferentes. Has incorporado al equipo un par de testeadores nativos como técnicos de control de calidad. Lo tienes todo controlado. O, al menos, eso creías.

Pero encontrarás errores. Independientemente de lo mucho que hayas trabajado para eliminarlos, pueden surgir todo tipo de problemas de localización. La mayoría de estos fallos y errores serán insignificantes, pueden pasar desapercibidos durante semanas y meses en la aplicación de producción hasta que algún jugador decida leer de nuevo la guía del juego. Los errores de localización también pueden ser graves, épicos y divertidos; simplemente forman parte del arte de traducir juegos.

Por todos estos motivos, nunca hay que subestimar el control de calidad humano y las comprobaciones adicionales. Las pruebas automatizadas son una gran ayuda al traducir juegos, pero difícilmente pueden sustituir a un control de calidad humano para saber si una localización "funciona" o no.

No tengas miedo de los fallos y errores que se cuelen a través de múltiples niveles de control de calidad. En lugar de ello, idea formas más rápidas y eficientes de detectarlos y eliminarlos, y cuenta con localizadores que estén disponibles para abordar el problema en cuanto se detecte.

La gestión de la comunidad y la atención al usuario serán tus ojos y oídos en cuanto lances el juego y te ayudarán a minimizar los daños en caso de que la situación degenere rápidamente.

Conclusión: la localización de videojuegos es un proceso continuo

Como habrás podido intuir, los retos que se incluyen en este artículo no son los únicos a los que podría enfrentarse un traductor de juegos durante el proceso de localización.

Dado que no hay una “fórmula mágica para traducir juegos” que pueda aplicarse a todos los títulos, especialmente por las diferencias entre los diferentes géneros y las necesidades específicas de los juegos online, habrá que enfrentar la localización de un producto siempre desde cero.

Lo más aconsejable es tomar las reglas y normas establecidas en el sector y aplicarlas en los procesos de forma individual para cada proyecto. La localización no es un "mal necesario" por el que hay que pasar obligatoriamente al final de la producción de un videojuego: si la integras en el proceso de desarrollo, puede aportar una visión totalmente nueva acerca del videojuego.

Por ello, recuerda: el proceso de localización no termina con el lanzamiento del juego, sino que le da una vida nueva al producto resultante.

Raid: Shadow Legends
Colecciona 400+ Campeones y lucha por la gloria