La evolución de los personajes femeninos en videojuegos

Todo sobre juegos MMO6 minutos de lectura

La representación de las mujeres en los videojuegos es un tema complicado, con una historia larga y, a menudo, confusa. Esta relación empezó fuerte en muchos aspectos, pero ciertos períodos de la historia han entorpecido lo que de otro modo podría ser una igualdad real en cuanto a personajes femeninos en videojuegos. Sin embargo, a pesar de enfrentarse a tantos desafíos, los personajes femeninos en videojuegos ahora son más populares que nunca.

Si examinamos cómo han evolucionado los personajes femeninos en videojuegos, vemos que la historia pinta una imagen que no siempre es justa y halagadora. A pesar de ello, contemplar la evolución de los personajes femeninos en videojuegos es fascinante, ya que no cabe duda que la representación de personajes de mujeres de videojuegos ha mejorado con creces. Ha llevado mucho tiempo, pero finalmente, las mujeres en los videojuegos están recibiendo el respeto que se merecen.

Mujeres en videojuegos según las estadísticas

Las mujeres representan la mitad de la población, por lo que tendría sentido que las mujeres en videojuegos representasen alrededor de la mitad de los jugadores de videojuegos. Según las estadísticas de 2020, esto está cerca de ser cierto, ya que las mujeres en videojuegos son aproximadamente el 41 por ciento del total de jugadores. Si es así, ¿qué explica esta discrepancia entre el número de jugadoras y la frecuencia con la que aparecen personajes de mujeres en videojuegos?

Muy a menudo, los sociólogos consideraban la diferencia en las estadísticas como una diferencia en la forma en que la sociedad se acercaba a las normas de género. Durante mucho tiempo, los especialistas en marketing se centraron en los varones como jugadores de videojuegos, y las mujeres fueron el objetivo de una gama diferente de productos de entretenimiento.

Diferencias de género en los primeros estudios

Los primeros jugadores de videojuegos de salones recreativos demostraron este hecho y un estudio de 1982 mostró que solo el 20 % de los jugadores eran mujeres. Lo mismo resultó cierto en un estudio posterior de 1988, donde solo el 27 % de los jugadores de consola de Estados Unidos eran mujeres. Considerar y anunciar los videojuegos como una forma de entretenimiento más de hombres hizo que el efecto descendente sobre la división de género fuese inevitable y la reducción de mujeres en los videojuegos se convirtió en un hecho.

Los grandes cambios en este patrón se produjeron cuando los desarrolladores se percataron de este público sin explotar. Los juegos que contaban con protagonistas femeninos tuvieron un éxito rápido y demostraron que había un espacio considerable para colocar a las mujeres en los videojuegos si los creadores sabían dónde buscar.

¿Jugadores transparentes?

Hoy en día, los desarrolladores entienden que no es que las mujeres no jueguen, sino que tienden a optar por otros tipos de juegos. Por ejemplo, las estadísticas muestran que la mayoría de mujeres juegan a juegos match-3 y juegos familiares, donde representan el 69 por ciento de todos los jugadores en ambos casos. En el lado opuesto están los juegos de disparos tácticos, de los cuales el 96 por ciento de los jugadores son hombres.

Los primeros personajes de mujeres de videojuegos

Los primeros personajes de mujeres de videojuegos eran simples por necesidad, ya que como los gráficos eran tan limitados, era difícil asignar el género de un personaje de un vistazo. Incluso en los casos de personajes de mujeres de videojuegos, no era posible adaptarlos fácilmente para que fuesen atractivos para cierto público.

Esto fue alentador en ese momento, pero las demostraciones menos abiertas de esta actitud pronto se hicieron obvias.

La forma más común en que esto empezó a tomar forma a finales de los ochenta y principios de los noventa fue la dependencia en los personajes femeninos en videojuegos de damiselas en apuros. En lugar de tener el liderazgo en sus propias aventuras, los personajes de mujeres de videojuegos fueron utilizados como una fuerza impulsora para la trama, donde la debilidad de dichos personajes las convirtió en partes pasivas de las historias del juego.

Dificultades para una industria en desarrollo

Los "días más oscuros" para los personajes femeninos en videojuegos, sin duda, se produjeron en los noventa. En lugar de hacer que las mujeres simplemente se convirtiesen en héroes junto a sus homólogos masculinos, los personajes de mujeres de videojuegos se beneficiaron de su atractivo para los hombres.

A medida que las consolas se volvieron capaces de mostrar gráficos 3D, los desarrolladores necesitaron encontrar una manera de mostrar la nueva dimensión. A veces, esto se centraría en gráficos de última generación nunca antes posibles en sistemas domésticos. Otras veces, la idea se aprovechaba más al ofrecer personajes femeninos en videojuegos adornados con atuendos mínimos que tenían como objetivo atraer a un cierto grupo demográfico de jugadores masculinos.

Evolución de los personajes femeninos en videojuegos

Si bien hubo algunos juegos y desarrolladores que ignoraron este camino fácil, los personajes femeninos en videojuegos seguían siendo, sin duda, los más atractivos a la vista. Algunos de estos personajes femeninos en videojuegos llegaron a aparecer en la gran pantalla, donde fueron tratados solo un poco mejor que sus orígenes digitales.

Afortunadamente, cuanto más duraba esto y mejores se volvían los gráficos, más jugadores veían la introducción de estos personajes femeninos en videojuegos que llamaban la atención como una especie de sustituto barato para hacer un juego más atractivo.

Representación en el mundo moderno

Una vez entrado el nuevo milenio, los patrones establecidos de los personajes femeninos en videojuegos empezaron a cambiar. Las representaciones "tradicionales" de personajes femeninos en videojuegos que durante mucho tiempo infectaron a muchos títulos, empezaron a desaparecer lentamente, y a ser reemplazadas por ejemplos con personajes femeninos en videojuegos que respondían a actitudes mucho más progresistas.

Poco a poco, las mujeres dejaron de ser representadas como víctimas y se abrieron paso en la primera línea junto a sus homólogos masculinos. A medida que los personajes femeninos en videojuegos se volvieron más comunes, dejaron de usarse como accesorios y se puso más énfasis en desarrollarlos como individuos.

Irónicamente, fueron algunas de las mujeres anteriormente objetivadas en los videojuegos las que finalmente se convirtieron en las mejores ilustraciones de las actitudes modernas.

Actualizados para una nueva era, los personajes femeninos en videojuegos que solían girar en torno a figuras ágiles e imposiblemente proporcionadas se reiniciaron, convirtiéndose en algo más que algo para contemplar.

Una nueva generación con nuevas heroínas

Puede que haya tardado años, pero, finalmente, las mujeres en los videojuegos son tratadas como seres humanos reales. Esto es más evidente que nunca en la última generación, que ha traído consigo una explosión de protagonistas femeninas extremadamente bien recibidas.

En la octava generación de consolas, más mujeres se han abierto camino en los videojuegos que nunca. No solo en papeles secundarios, sino que las mujeres en los videojuegos de hoy cada vez ocupan más el papel del héroe.

Mujeres en los videojuegos del futuro

Tanto si se trata de luchar contra extraterrestres en el espacio, como de explorar misterios de asesinatos en mansiones antiguas, los personajes jugables ya no se consideran automáticamente hombres.

Por el momento, sigue siendo cierto que los personajes femeninos en videojuegos no son tan omnipresentes como los hombres. Sin embargo, si nos fijamos en la última generación, este patrón podría cambiar pronto. Esto hace que la próxima generación sea más emocionante de lo que sería de otra manera, y tiene a los fans de los videojuegos en vilo para ver qué vendrá después.

Raid: Shadow Legends
Colecciona 400+ Campeones y lucha por la gloria