Descubrir el Mundo de los RPG de Estrategia

19.3.2018

Las líneas entre los juegos de rol y prácticamente cualquier otro género se están erosionando gradualmente en los últimos años.

Debido a que los desarrolladores intentan añadir más profundidad y personalización a sus creaciones, los elementos de los RPG han empezado a aparecer en lugares donde normalmente no esperaríamos verlos.

Narrativas profundas, subir de nivel y personajes de varias capas ahora aparecen en diversos géneros, incluso algunos donde no lo esperaríamos.

Básicamente, vivimos en un mundo post RPG en el que los híbridos son la norma.

Un área en la que las características de los RPG han entrado pisando fuerte en los últimos años es el género de los juegos de estrategia.

Con el objetivo de elevar el género más allá de sus raíces ligeramente frías y calculadas, los RPG de estrategia, como la franquicia Fire Emblem, combinan las tácticas y entornos inmersivos.

Uno de los juegos más populares de la serie, Fire Emblem Awakening está marcado por una historia dominante que sigue una batalla épica en varios continentes. Siguiendo el estilo típico de los juegos de rol, todos los personajes se pueden personalizar de varias maneras para adaptarse al terreno y aportar algo de profundidad extra a la acción.

Sin embargo, a diferencia de los juegos de rol típicos, los jugadores no pueden avanzar a saco en el juego. Deben usar una amplia gama de estrategias y tácticas y aprender a utilizar mejor las fortalezas de cada personaje para superar las muchas dificultades del juego.

Fire Emblem Awakening es lo que se conoce como RPG táctico.

El nacimiento de los juegos de rol de estrategia

Los RPG de estrategia, también conocidos como juegos de rol tácticos, remontan su origen a los juegos de rol de mesa tradicionales como el Dungeons & Dragons clásico.

Por "muy guay" que sea eso, estamos más interesados en la versión de los videojuegos. Al igual que muchos otros, el subgénero nació en Japón en la década de 1980. Juegos como The Dragon and Princess y Bokosuka Wars fueron los primeros en sentar las bases del nuevo género, llamado "RPG de simulación" por aquel entonces.

Aunque no fue hasta 1988 que este híbrido de estrategia y RPG comenzó a tomar forma.

Muchos señalan al RPG de estrategia Silver Ghost como uno de los primeros juegos de rol de estrategia completamente formados. Los jugadores podían usar controles de apuntar y hacer clic en un entorno en tiempo real para gestionar y controlar múltiples personajes/unidades. Si eso te suena a juego de estrategia en tiempo real, no estás equivocado: así es como se allanó el camino para el híbrido RTS/RPG.

Siguiendo el legado de Silver Ghost, First Queen llevó los RPG de estrategia un paso más allá con una visión única del subgénero. El juego permite a los jugadores explorar un mundo interactivo lleno de diferentes personajes, mejoras y escenarios únicos, todo ello elementos de RPG estándar.

Donde este juego inclinó la balanza hacia la estrategia fue en las batallas. Una gran parte de First Queen consiste en que los jugadores recluten soldados y luego los controlen en batallas a gran escala. Al combinar esto con la opción de pausar el combate en tiempo real, esta función permitió al jugador considerar movimientos tácticos precisos para vencer a los ejércitos controlados por la IA.

Estos híbridos mostraron que era posible crear mundos de RPG inmersivos e incorporar elementos tácticos con éxito. La serie Fire Emblem más adelante llevó el concepto al público general en 1990 y muchas de sus características se han utilizado desde entonces.

Durante la década de los noventa, juegos como Arc the Lad II, la serie de Farland Story, Front Mission y otros ayudaron a desarrollar el género de los RPG de estrategia.

A medida que avanzamos hacia el nuevo milenio, los títulos móviles se introducen en la mezcla. Mientras que Valkyria Chronicles, Fire Emblem y similares seguían dominando las consolas, franquicias como Banner Saga convertían los RPG de estrategia móvil en serios contendientes.

Lo que hemos visto a lo largo de los años es un acercamiento de los juegos de estrategia y RPG para formar un nuevo género. Básicamente, quienes disfruten tomando decisiones críticas pero deseen una experiencia más personal que la de un general que observa un campo de batalla desde la distancia, los juegos de rol de estrategia son el tónico perfecto.

Cómo los RPG de estrategia combinan estrategia y rol

A partir de nuestro análisis de la historia de los juegos de rol de estrategia, podemos comenzar a ver qué hace que funcione el género.

En lugar de recurrir a los reflejos o a machacar botones en tiempo real, la esencia de un juego de estrategia es escoger los mejores opciones para la situación actual o sufrir consecuencias nefastas. La estrategia RPG no pierde este aspecto. La combinación de historias, mundos expansivos y personajes personalizables solo ha hecho que estos juegos sean más absorbentes.

Al examinar la dinámica un poco más de cerca, se puede ver una interacción entre estrategia y táctica. Como regla general, la estrategia se refiere a un objetivo general, los movimientos globales que te ayudarán a alcanzar la victoria. En contraste, las tácticas se relacionan con las minucias de un combate, los pasos específicos que se realizan en una situación como "usar el arma X para apuntar a Y con la unidad Z".

Cuando un juego requiere que te centres en una estrategia general, por ejemplo, atravesar un mapa usando el camino más óptimo, se inclina hacia un juego de estrategia. Cuando requiere que pienses en las armas que tienes y cómo usarlas en cada batalla, esto se parece mucho más a un juego de rol. Por lo que, cuando combinas estos dos elementos en un solo juego, tienes un RPG de estrategia.

Está claro que ciertos juegos se inclinarán más hacia un lado del espectro que al otro. Además, también deberías fijarte en los siguientes atributos para saber si tienes entre manos un RPG de estrategia:

Juego de equipo: los juegos de rol generalmente ponen a los jugadores en el papel de un solo personaje o un grupo pequeño, mientras que los juegos de estrategia te permiten controlar ejércitos completos. Los RPG de estrategia ofrecen una combinación de ambas dinámicas.

Por ejemplo, en Fallout Tactics: Brotherhood of Steel, controlas una unidad de soldados. En esta situación donde puedes jugar con las fortalezas individuales de tus personajes, pero en el contexto del equipo como un conjunto. Siempre deberías considerar el papel de un personaje dentro de la escuadra y asegurarte de que todos los miembros puedan apoyar y complementar las habilidades de los demás.

Esta dinámica es algo que a menudo falta tanto en juegos de rol como de estrategia, pero queda muy bien en el género híbrido.

Solo puedes morir una vez: en la mayoría de juegos de rol, en cuanto muere tu personaje principal, se acaba la partida. Cargas la partida guardada y vuelves a intentarlo. Ese no es el caso en los juegos de estrategia, donde dispones de unidades casi ilimitadas.

Una vez más, los RPG de estrategia ofrecen una especie de híbrido de los dos paradigmas. Tu personaje principal debe sobrevivir a la batalla, pero lo mismo no es necesariamente cierto para el resto de tu grupo.

Esto puede desafiar tanto a los jugadores de estrategia como a los de rol. Los jugadores de estrategia no están acostumbrados a tener que proteger una sola unidad, ya que para ellos, la base, o el conjunto global es lo único que importa. Los jugadores de rol, por otro lado, no siempre se sienten cómodos con la idea de la "permadeath" (muerte permanente): perder a un personaje para siempre.

El enfoque táctico: a diferencia de un RPG estándar donde la acción es cercana y personal, los juegos en este género híbrido típicamente dan un paso atrás para mirar la acción desde un ángulo más táctico. Algunos juegos de rol de estrategia cambian a una perspectiva descendente o isométrica cuando es hora de luchar.

Este cambio entre la perspectiva del personaje y una vista aérea podría romper la inmersión un poco, pero ayuda a resaltar los elementos de estrategia del juego.

Por otro lado, los juegos de estrategia a menudo carecen de atractivo para el público general porque no ofrecen el nivel de inmersión que busca este público. Es por eso que los juegos de rol de estrategia presentan una perspectiva más personal cuando se trata de la historia. Cuando una historia gira en torno a un personaje fundamental, el que controla el jugador, el cambio en los ángulos de la cámara no daña la inversión del jugador en el juego.

¿Los RPG de estrategia son para ti?

¿Prefieres mirar un mapa y practicar tus habilidades de toma de decisiones a largo plazo, o quieres una acción directa que estimule los sentidos? Estas son las opciones con las que generalmente cuentas al elegir entre juegos de estrategia y juegos de rol.

Pero con los RPG de estrategia no tienes que elegir. Este subgénero único ofrece lo mejor de ambos mundos.

En muchos sentidos, la fusión de elementos de rol y juegos de estrategia ha sido un éxito. Por ejemplo, Project X Zone fue un gran éxito, y no solo porque combinaba algunos de los principales personajes de Sega, Bandai Namco y Capcom. Debido a que la dinámica de combate 2D ofrece un entorno familiar para los jugadores casuales, Project X Zone fue capaz de introducir batallas tácticas con relativa facilidad.

Es cierto que depende de cada juego. Algunos se inclinan más hacia los juegos de rol, ganando la definición de "juegos de rol tácticos", mientras que otros optan por una experiencia de estrategia en tiempo real más tradicional, pero con elementos de rol entremezclados.

Pero eso solo demuestra que los fans de ambos géneros siempre encontrarán algo para entretenerse y que les desafíe cuando se trata de RPG de estrategia.