¿Están los smartphones convirtiéndose en videoconsolas?

10.12.2017

¿Tiene sentido desarrollar un teléfono inteligente específicamente para jugadores? Razer, una empresa mejor conocida por ordenadores y periféricos para juegos, parece pensar que sí.

No voy a mentirte, este teléfono para juegos parece absolutamente increíble. De hecho, Razer lo llama "el sueño de todo jugador hecho realidad".

¿Pero realmente necesitamos un "teléfono para jugar"?

¿Qué es el teléfono Razer?

A estas alturas, quizás te preguntes qué diferencia el teléfono Razer de un smartphone común.

El teléfono Razer tiene una pantalla de 1440p de 5,7 pulgadas, 64 GB de almacenamiento ampliable y la increíble cifra de 8 GB de RAM. Si lo juntas con una batería de 4000 mAh, estarás en el paraíso de los jugadores durante horas.

Este teléfono también viene con un sistema de cámara dual de 12 megapíxeles, con una lente gran angular y un zoom óptico de 2x. Si bien esta característica puede no importarles demasiado a los jugadores, es bastante chula.

El teléfono Razer también tiene un sistema de altavoces integrado sin igual. Estos altavoces frontales y amplificadores duales están construidos con Dolby ATMOS. Sin mencionar que THX garantiza sonido de calidad audiófila para tu entretenimiento al usar auriculares Bluetooth.

Sin embargo, hay algunas carencias. La primera, el teléfono Razer no tiene conector para auriculares. El sistema de sonido del teléfono está 100 % operado por Bluetooth. Bluetooth es genial y todo eso, pero hay ciertas complicaciones que notarás al habilitar Bluetooth durante demasiado tiempo, como por ejemplo:

  • Consumo de batería
  • Conexión lenta de datos
  • Mala seguridad

La falta de conector para auriculares también significa que no es compatible con la mayoría de auriculares para juegos, los cuales la mayoría de jugadores profesionales usan mientras juegan para cancelar el ruido de fondo y mejorar su experiencia de juego.

Cabe pensar que Razer incluiría algo tan normal como un conector para auriculares al construir el primer "teléfono para juegos" revolucionario. No me malinterpretes, el sistema de sonido que han incorporado al teléfono es increíble en sí mismo, pero no parece apropiado para juegos. Siempre puedes usar auriculares Bluetooth, pero no son precisamente lo mejor del mundo.

El teléfono Razer tampoco es resistente al agua, no tiene conectividad HDMI, no tiene una batería extraíble y solo puede usar una SIM.

Debido a que ahora puedes jugar en casi todos los teléfonos del mercado, debemos preguntarnos si el teléfono Razer fue creado como publicidad (y popularidad). Por otra parte, Razer ha fabricado algunos productos asombrosos que nunca pensamos que fueramos a usar, como un portátil de 3 pantallas conocido como “Project Valerie”.

Llega un momento en el que tienes que preguntarte... "¿Por qué?"

¿Realmente necesitamos un teléfono para juegos?

Desde 2011, los juegos para móviles han aumentado casi un 40 %. De hecho, casi el 56 % de la población de EE. UU. jugaba a juegos para móviles en 2016.

Solo por estas estadísticas, definitivamente podemos ver que los juegos para móviles son un mercado serio que se está volviendo cada vez más grande.

Si nos remontamos al año 2000. Si tenías un teléfono móvil, probablemente jugaras a la "Serpiente" a diario. El objetivo era relativamente simple. Tenías que maniobrar la serpiente alrededor de la pantalla para "comer" al ratón, mientras evitabas golpear las paredes (o la propia serpiente).

El primer juego móvil que realmente hizo mella en la fundación de los juegos para móviles fue "Angry Birds" (que salió en 2009). Además, ¡el juego era gratis!

En 2015, Samsung cambió completamente el juego (literalmente) con la realidad virtual, después de sacar el Gear VR. Esto nos permitió experimentar un entorno virtual en 3D cercano y personal. Lo único que le falta a este dispositivo VR es la experiencia de caminar que ofrecen otros dispositivos más avanzados para PC.

De repente, en 2016, los juegos de realidad aumentada tomaron forma rápidamente. Cuando salió Pokémon Go, millones de jugadores salieron de sus casas para atrapar a sus Pokémon favoritos. Algunos incluso viajaron al extranjero para "atraparlos a todos".

El desarrollador de Pokémon Go, Niantic Labs, tuvo tanto éxito con su primera aplicación de realidad aumentada que se asoció con Warner Bros. y J.K. Rowling para crear Harry Potter: Wizard’s Unite.

Entonces, respecto a nuestra pregunta original, ¿realmente necesitamos un teléfono para juegos?

De acuerdo con lo que hemos visto hasta este punto... probablemente. Si queremos que los juegos para móviles atraigan a jugadores más "hardcore", necesitamos hardware lo suficientemente potente como para poder con los mejores juegos del mercado.

A menos que los fabricantes de teléfonos inteligentes tengan una razón para innovar y poner tanta potencia en nuestros bolsillos, es posible que nunca suceda. Pero con un gran interés en los juegos para móviles y una tecnología pionera como el teléfono Razer, a las empresas se les dará una razón para invertir más recursos en la creación de un verdadero teléfono para juegos.

Eso nos lleva a otra pregunta importante...

¿Pueden los teléfonos móviles convertirse en la plataforma de juegos definitiva?

Si lo piensas, los juegos "móviles" siempre han sido parte de nosotros. La única diferencia es que en lugar de un teléfono inteligente teníamos la Gameboy, Sony PSP o Nintendo DS.

Gracias a los desarrolladores de Android e iOS, ya no tenemos que insertar el juego al que queremos jugar en un cartucho. ¡Todo lo que tenemos que hacer es tocar el ícono del juego que nos interesa en ese momento y voila! Juego instantáneo.

Sin embargo, siempre ha habido una desconexión entre los jugadores de PC, de consola y de móviles. Las pantallas táctiles carecen de la interacción física que los jugadores necesitan de un mando (o teclado) con botones físicos, lo que hace que los movimientos delicados se vuelvan torpes y frustrantes.

Dicho esto, hay algunos desarrolladores de juegos para móviles que han logrado superar este desafío y han creado juegos altamente adictivos.

Móvil vs. dispositivo de portátil

Cuando Nintendo lanzó por primera vez la Wii en 2006, sus ventas se dispararon. Pudieron recaudar más de 101 millones de dólares, que superaron a todas las consolas anteriores.

Después de la Wii, sin embargo, los ingresos de Nintendo casi tocaron fondo. Ganaron menos dinero en 2012 con un nuevo sistema, el WiiU, que con sus sistemas de entretenimiento anteriores.

En 2017, salieron de este pozo económico al crear su primer híbrido de consola de juegos: la Nintendo Switch.

Desde su presentación en marzo, la Nintendo Switch ha vendido más de 4,7 millones de unidades (y 13,6 millones de juegos). De hecho, la demanda era tan grande para la Switch al principio que Nintendo no pudo abastecer toda la demanda.

Las acciones de Nintendo subieron casi un 60 % desde el 3 de marzo y solo seguirán subiendo a medida que salgan nuevos juegos para la Switch.

Aunque ya es interesante, la Switch obviamente no es un teléfono inteligente. Lo que nos plantea la pregunta: ¿pueden convivir las consolas portátiles y los teléfonos inteligentes para juegos? ¿O uno acabará con el otro?

¿Sinceramente? Es difícil de decir.

La Switch, a pesar de ser una consola increíble con 2 de las franquicias más populares del mundo (Zelda y Mario), no se ha convertido en una importante plataforma para los jugadores serios. Y muchas personas, jugadores y no jugadores, tienen teléfonos inteligentes.

Esto nos lleva a pensar que los teléfonos inteligentes dedicados a juegos pueden echar a la competencia y obtener una gran tracción. Especialmente si también se crean accesorios para juegos, principalmente controladores móviles.

Luego está la siguiente pieza del rompecabezas...

eSports de juegos para móviles

Para que los juegos para móviles se vuelvan "serios", es necesario que haya un cambio en la percepción de los juegos para móviles.

Históricamente, los juegos para móviles se han visto como una forma sencilla de pasar el tiempo y nadie se los ha tomado en serio.

Aunque yo diría que para que se cambie la percepción del público de los juegos para móviles, los eSports de juegos para móviles tienen que aumentar su presencia.

Por ejemplo, el juego solo para móviles "Mad Skills Motocross 2" decidió integrar premios basados en habilidades en 2016, lo que permitió a los jugadores ganar dinero con sus tiempos de carrera en comparación con otros jugadores reales. Tras solo 10 meses, repartieron más de 900 000 $ en premios y algunos de los jugadores mejor clasificados ganaron hasta 6000 $ al mes. Lo que es más sorprendente es el hecho de que estos jugadores no son jugadores de "nivel pro".

Los mejores jugadores de Mad Skills Motocross generalmente solo juegan durante 2-3 horas al día. Mientras que los jugadores de PC "nivel pro" juegan casi 8-10 horas diarias para mantener su nivel de pro.

A medida que los eSports de juegos para móviles se vuelvan más populares, los jugadores invertirán más tiempo y comenzarán a tomar estos juegos móviles más en serio.

¿Qué está frenando los juegos para móviles?

Durante años, los juegos para móviles han estado a punto de convertirse en la plataforma de referencia para varios desarrolladores de juegos. Lo que lleva a la pregunta de: "¿Qué lo impide?"

Durante un tiempo, los desarrolladores de juegos estuvieron preocupados de que los juegos para móviles pudieran no generar suficientes ingresos. Sin embargo, 2017 ha demostrado que los juegos móviles están comenzando a dar la talla, generando más dinero que la consola y el PC.

Estas estadísticas apuntan a una cosa: los juegos para móviles pueden ser el futuro de los juegos.

Otro problema con los juegos para móviles son los derechos de propiedad intelectual y lo fácil que es crear copias de juegos exitosos.

Tomemos como ejemplo el popular (y muy adictivo) Flappy Bird. Después de que Flappy Bird saliera, miles de competidores crearon "clones" en un intento de sacar provecho de su éxito.

En algunos casos, los clones de Flappy Bird se hicieron más populares que el juego original (¿te suena Flappy Bieber?). Esto, a su vez, hizo que los desarrolladores sacasen del mercado el juego original de Flappy Bird.

La promoción también es un gran problema cuando se trata de juegos para móviles. Google Play a menudo promociona los juegos "Top-Ranking" (Mejor valorados) en lugar de promocionar nuevos juegos para los usuarios. En términos generales, la mayoría de usuarios están más inclinados a probar un juego si es gratuito, lo que a su vez hace que estos juegos sean populares.

Juegos como Hearthstone, sin embargo, son promocionados por empresas conocidas con grandes presupuestos y se comparten a diario a través de Twitter, Facebook e incluso a través de otros juegos de la misma empresa, como World of Warcraft.

Por último, pero no menos importante, los juegos para móviles están sobresaturados. Hay cientos de miles de juegos entre los que elegir y cada mes salen centenares más.

Puedes ser difícil entrar en un juego cuando sale uno nuevo el mismo día, especialmente cuando el nuevo juego promete ser "más grande y mejor que nunca".

Conclusión

En general, los juegos móviles son "más grandes y mejores que nunca".

Entre que ganan más dinero que cualquier otra plataforma de juegos y los enormes avances en la tecnología móvil, los dispositivos móviles se están posicionando para cambiar la percepción pública y convertirse en una categoría de juegos seria.

¿Pero son necesarios los "teléfonos para juegos"? ¿Deberían los teléfonos inteligentes convertirse en otra consola de juegos dedicada?

Bueno, depende de cuánta potencia necesitemos para jugar a los últimos y mejores juegos. Si hay una brecha (y actualmente sí existe), entonces debemos considerar seriamente la idea de un teléfono inteligente dedicado con suficiente potencia para los jugadores.

Y considerando que los juegos para móviles son ahora el mayor generador de dinero en la industria y que casi todo el mundo tiene uno, es más que probable que el teléfono Razer no sea el último "teléfono para juegos" del mercado.