Vikings: War of Clans

En el Norte nunca descansan y no conocen la piedad, puesto que los furiosos Vikingos viven para conquistar. Su insaciable ansia de gloria y riqueza les insta a buscar ambos en batalla y con el viento en sus caras marchan hacia triunfantes victorias.

Los clanes derraman sangre por el derecho a llamarse a sí mismos los más poderosos del Reino, y los Jarlar, cuyo único deseo es vengarse de sus enemigos, siguen con sus despiadados feudos. Protegidos por el omnipresente dios Odín, los guerreros se precipitan sin miedo al combate y derrotan a sus enemigos, puesto que no hay mayor honor que morir luchando y entrar en Valhalla, donde se darán un festín eterno.

Batalla de Clanes

El Norte es la dura tierra en la que los valientes Jarlar luchan por su lugar bajo el frío y despiadado sol. Un Vikingo tiene el mismo valor que cien guerreros, pero hasta los héroes poderosos necesitan aliados. Puedes asegurarte el apoyo de otros Jarlar uniéndote a un Clan o creando el tuyo. Así empieza la prueba de fuego: cientos de Clanes unen a miles de Jarlar que luchan por el derecho de ser dignos del título de los mejores señores de la guerra del mundo. ¡El objetivo común de todos es el poder y ese anhelo ciega a muchos, pero solo los más insistentes lo lograrán, obteniendo gran riqueza y gloria eterna!

Ciudad

Tú, extraño de tierras lejanas, no has actuado como los que arruinan todo a su paso, sino que has salvado la Ciudad de la destrucción demostrando tu piedad. Sin embargo, sus ancianos han fallecido a manos de los traidores. Ahora la Ciudad necesita la mano firme de un gobernador sabio que pueda devolver su gloria y resistir nuevas invasiones. Gracias a los dioses, has aceptado ser Jarl. Ahora seguirás este camino hacia el honor y la gloria. Los ciudadanos curtidos por el Norte no tienen miedo del trabajo duro, y están listos para seguir tu liderazgo. ¡Construye edificios, entrena a los guerreros, envía a los Héroes a las marchas y conviértete en un poderoso Jarl cuyo nombre conocerá todo el mundo!

Conocimientos

El camino del Jarl es duro y arduo, y hasta el gobernador más experimentado y poderoso necesita ayuda. El sabio Oráculo ha atendido tus súplicas y ha compartido su sagrado Conocimiento para facilitarte tu labor. Estúdialo con diligencia y podrás aumentar el poder de tu Ciudad y tu ejército para derrotar a todos los enemigos. El verdadero poder no solo está en el número de los guerreros, sino también en las decisiones sabias. Recuerda que, bien aplicado, el Conocimiento puede ser tan afilado como una espada.

Recursos

Para construir una Ciudad inexpugnable, formar una tropa o proteger las tierras de invasiones de enemigos se necesitan Recursos, cuantos más, mejor. Debes trabajar duro y construir edificios de Recursos para obtener todo lo que necesites. Madera se produce en un Aserradero, Piedra, en una Cantera, Hierro, en una Mina y Comida, en una Granja. ¡Mejora tus posesiones y los Recursos llegarán a raudales! Sin embargo, un Jarl sabio siempre tiene varias fuentes de su riqueza, por eso forma una tropa para asaltar a otras Ciudades. Asegúrate del apoyo de los aliados uniéndote a un Clan. Cuando estás necesitado, una caravana de tu amigo puede servir de gran utilidad. ¡Recuerda que la prosperidad de tu Ciudad es la cuestión de honor para todo Jarl!

¡TÚ ERES VIKINGO!¡TÚ ERES EL HÉROE!