Throne: Kingdom
at War

Eres un Lord, un poderoso descendiente del gran Rey y un digno gobernante del Reino. En tu viaje hacia el anhelado Trono conocerás amigos traicioneros y nobles enemigos, y quizás necesites escapar de profundas tramas que tratarán de enmarañarte. Pero en tu camino también hallarás victorias gloriosas.

Tras años de guerra interna, los habitantes de estas tierras ansían la paz, pero el camino hacia ella está cubierto por las cenizas de ciudades quemadas y cuerpos de enemigos derrotados. Recuerda que una vez tomado este camino ya no podrás volver atrás. Solo podrás seguir adelante para consagrar tu gloria y fama.

Adelántate e inclina la balanza del destino a tu favor. ¡Tu elección determinará el futuro del Reino!

La Guerra de las Órdenes

Ricos y nobles Lores rigen los destinos de miles de personas. Ellos gobiernan grandes ciudades y lideran sus numerosos ejércitos en las batallas. Son conscientes de que no pueden alcanzar la gloria en solitario; la unión aumenta la posibilidad de lograr la victoria. Ni siquiera un ejército poderoso puede luchar en todos los frentes a la vez, y hasta los guerreros más poderosos a veces necesitan del apoyo de los hermanos de armas. ¡Sabes que encontrarás fieles aliados uniéndote a una de las Órdenes más poderosas o creando la tuya propia! Podrás realizar Asaltos conjuntos a Palacios enemigos, canjear recursos con tus compañeros de armas y conquistar la Fortaleza de Reyes. ¡Que tus enemigos conozcan todo el poder de la alianza de Lores al ver sus ciudades reducidas a ruinas!

Ciudad

Lord, tu ciudad es tu morada. Los soldados pueden luchar por Oro, por una recompensa o por la gloria, pero los que luchan por su entrañable tierra son cien veces más peligrosos. Aquí está su casa y lucharán por ti a muerte sin vacilar, porque tú eres el defensor de sus familias y hogares en los momentos de caos y anarquía. Tal vez desees llevar una vida tranquila sin pretender el Trono, pero recuerda: tarde o temprano las llamas de la guerra también envolverán estas pacíficas tierras. Un día, guiado por tu anhelo de poder o por el afán de proteger a tu gente, entrarás en la lucha. Aprovecha con sabiduría las escasas horas de paz: realiza Estudios, entrena a guerreros, arma al Héroe y ponlo continuamente a prueba. ¡En esta guerra solo puede haber un vencedor!

Estudios

Los eruditos más talentosos llegan a tu Ciudad. Han oído hablar de tu curiosidad y sabiduría y que siempre velas por los habitantes de tus tierras. Por eso las mentes más brillantes están listas para trabajar dentro de los muros de tu Academia día y noche realizando útiles Estudios. Distribuye sabiamente su labor y obtendrás ventajas económicas y militares, descubrirás numerosos secretos y ayudarás a tus súbditos a aumentar la cosecha, obtener recursos más rápido y con más eficiencia, fabricar armas mortíferas y armaduras más seguras. Tu interés por la ciencia será recompensada porque los agradecidos científicos podrán lograr la supremacía de tu ejército en los campos de batalla y una prosperidad nunca vista en tu Ciudad. ¡Lord, recuerda que en los conocimientos yace el gran poder, y el que los domine será capaz de conquistar el mundo!

Recursos

La guerra implica grandes gastos, por eso una Ciudad próspera es garantía de gloriosas victorias. Hasta al Lord más poderoso le resultan caros los nuevos edificios y su mejora, los Estudios y el entrenamiento de guerreros. ¡Las Granjas, Aserraderos, Minas, Canteras y Casas mejorados producirán los recursos necesarios, y las nuevas tecnologías estudiadas te permitirán sacar el mayor beneficio de los edificios! En momentos de angustia cuando es imposible cubrir las necesidades de la Ciudad solo con el esfuerzo de sus habitantes, tú puedes cobrar impuestos a las ricas tierras vecinas, saquear los dominios del enemigo o solicitar ayuda a los compañeros de la Orden: ¡un Lord experimentado hallará una solución incluso en tiempos difíciles!

¡QUE EL FRÍO ACERO SEA EL JUEZ!