Empezar como nuevo jugador en Sparta: War of Empires

Por Christopher Laing

¡Saludos, Arconte! Como todos sabemos, comenzar como un nuevo jugador puede ser una experiencia abrumadora. Para ayudar con estos primeros pasos tentativos en el Imperio de Hellas, he hecho una breve guía que contiene algunos consejos útiles para el éxito en Sparta: War of Empires.
 

ENTENDER BIEN LO BÁSICO

El primer consejo que daría es seguir el tutorial y los consejos de juego al empezar a jugar. Esto te ayudará a poner en marcha tu Ciudad y te enseñará a hacer correctamente las cosas básicas del juego. Al empezar a jugar, tienes 3 días de protección de ataques de otros jugadores, o todo el tiempo que tardes en llegar a Nivel 30, lo que te dará tiempo para empezar a construir tu ejército y aumentar tu producción de Recursos.

Durante el tutorial, se te pedirá que construyas 6 Granjas, 5 Fraguas y 5 Aserraderos, así como 3 Graneros y 3 Almacenes. Constrúyelos lo antes posible, y no te olvides de mejorarlos siempre que puedas.

Los Recursos serán escasos al principio (sobre todo si decides no completar el Tutorial y saquear otras Ciudades), pero aparte de cuando el tutorial te pide saquear una Ciudad, te recomiendo encarecidamente que no lo hagas al principio. Si saqueas a un jugador activo, incluso mientras tu protección está activa, podrá contraatacar. Lo más probable es que esto destruya muchas de las Unidades que tanto te ha costado entrenar.

REUNIR UN EJÉRCITO

¡Entrenar Unidades es imprescindible! Asegúrate de tener suficientes Unidades Ofensivas y Defensivas, y nunca te olvides de mejorar tus Granjas: tendrás que hacerlo de forma regular, de lo contrario tendrás más Unidades de las que pueden mantener tus Granjas. Puedes entrenar Unidades de cuatro clases (Infantería Ligera, Infantería Pesada, Falange y Caballería) aunque la mayoría de ellas no estarán disponibles al principio del juego. Serás recompensado con algunas Unidades más avanzadas que aún no puedes entrenar por completar con éxito Misiones del Tutorial. Estas Unidades de bonus son de gran valor cuando se trata de reforzar tu ejército y te ayudarán cuando llegue el momento de atacar a otros jugadores y a Posiciones Persas. Aunque debes tener en cuenta que cuanto más poderosa sea una Unidad, más Grano consumirá. Yo personalmente prefiero entrenar más Unidades Ofensivas que Defensivas, al fin y al cabo, este es un juego de guerra.

A medida que avances en el juego, comenzarás a atacar otras Ciudades con más frecuencia que a defender la tuya. Independientemente de esto, debes entrar en la costumbre de resguardar tus Unidades en la Acrópolis después de cada Saqueo, además de al desconectarte por la noche. En cuanto se acabe tu protección de Novato, cualquier Unidad Ofensiva que dejes fuera probablemente muera en caso que sufras un Saqueo, y no hay nada más desalentador que tener que empezar de nuevo desde cero. Incluso los jugadores de nivel alto a veces cometen ese error, a mí y todo me ha pasado.
 

FIRMAR ACUERDOS

Cuando se trata de Unidades, importa tanto la calidad como la cantidad. Una buena forma de mejorar la potencia de su ejército es firmar y mejorar Acuerdos y para ello necesitas Artículos.
Recibirás un nuevo Artículo de un Acuerdo cada día.  Aunque no siempre los recibirás en el orden en que los necesites, y puede que tengas de repetidos. Estos no son tan inútiles como parecen puesto que los puedes cambiar con otros jugadores por los que necesitas. Es de buenos modales y además de una buena idea ayudar a jugadores nuevos con Artículos cuando empiezan. ¡Nunca sabes cuándo te puede hacer falta un favor!

También hay Acuerdos para los que tienes que comprar Artículos con Puntos de Gloria. Estos Acuerdos no aparecerán hasta mucho más tarde, pero harías bien de guardarte tus Puntos de Gloria para ellos hasta entonces.

Algunos Acuerdos te ayudarán a desarrollar tu Ciudad. Por ejemplo, Estínfalo 1 a 5 te permitirá construir Murallas y Torres, lo que aumentará el Bonus de Defensa de tu Ciudad. Mientras que los Acuerdos de Samos y Alejandría mejorarán la Capacidad y Velocidad de tus Galeras, lo que te será de gran ayuda al intercambiar Recursos y Artículos con otros jugadores.

También deberías intentar centrarte en los Acuerdos con Eleusis, Hefestia y Orcómeno: estos desbloquean el Templo de Demetra, que reduce el consumo de Grano para que puedas entrenar más Unidades; el templo de Pan, que acelera tu producción de Madera; y el Templo de Hefesto, que aumenta la producción de Bronce.

En cuanto los hayas desbloqueado y hayas mejorado estos Templos, producirás Recursos más deprisa y te será más fácil entrenar Unidades, lo que significa que tu ejército se hará mucho más poderoso en poco tiempo.

SAQUEAR OTRAS CIUDADES

¡Ahora que ya te has acostumbrado a lo básico de la vida en la Ciudad y has entrenado algunas unidades, es el momento de dar rienda suelta a tu ejército y atacar otras Ciudades! Mi mejor consejo es siempre para explorar la Ciudad elegida en primer lugar: aunque nunca deberías saquear a ciegas cuando eres de Nivel bajo, siempre es mejor saber qué hay detrás de las murallas de la Ciudad enemiga. Si, después de que tus Exploradores hayan explorado con éxito la Ciudad que quieras saquear, descubres que se trata de una Ciudad inactiva, o sin Unidades, entonces es prácticamente seguro que la podrás saquear sin sufrir bajas.

Si recibes tu Informe de Exploración y descubres que hay unidades defensivas estacionadas en la Ciudad, tendrás que analizar si los Recursos que vas a obtener te compensan las bajas que vas a sufrir. Presta especial atención a la cantidad de Unidades Defensivas que hay ahí, sobre todo si hay unidades de mayor nivel, pero también si hay demasiadas Unidades de Infantería. Si ese es el caso, tienes bastantes posibilidades de perder las Unidades Ofensivas que envíes al Saqueo. Lo que te impedirá saquear hasta que puedas recuperarlas, lo que te puede llevar bastante tiempo a niveles bajos.
 

APROVECHAR AL MÁXIMO LAS VILLAS

Saquear y controlar Villas te ayudará a obtener Recursos para tu Ciudad, siempre que envíes bastantes Unidades para que te salga a cuenta. Las Villas dependen de tu Nivel, lo que significa que los jugadores de Nivel alto verán Villas diferentes que los principiantes. Lo bueno de esto es que los Arcontes más poderosos no pueden capturar tus Villas y matar a todas tus Unidades Defensivas: solo tienes que preocuparte de los jugadores de tu propio nivel. Hay 5 tipos diferentes de Villas, cada una de las cuales da un único tipo de Recurso: Bronce, Madera, Grano, Denarios o Dracmas.

Las Villas de Dracmas son muy codiciadas. Todos los Arcontes quieren una, y si tienes la suerte de capturar y mantener una, podrás gastar tus bien merecidas Recompensas en mejores Unidades o Mejoras para tu Ciudad.

En el Mercado, las Unidades Campeonas aumentarán tu potencia defensiva y ofensiva, mientras que las Murallas, Torres y otros elementos de Decoración aumentarán el Bonus de Defensa de tu Ciudad.

ENCONTRAR Y UNIRTE A UNA COALICIÓN

Es imprescindible unirte a una Coalición, y la decisión de a cuál unirte es muy importante para cualquier Arconte joven y prometedor. Mi consejo es que encuentres una Coalición apropiada en tu Embajada, así que tómate un tiempo para escoger. En cuanto tengas una lista de Coaliciones potenciales, lee detenidamente su descripción y luego envía un mensaje a su Hegemón explicando que eres nuevo y que te gustaría unirte a su Coalición. La mayoría de los Hegemones te hablarán de los valores de su Coalición y de que se espera de ti como miembro. Si no lo hacen, deberías considerar la posibilidad de que esa Coalición no sea para ti.

¡En cuando hayas elegido una Coalición ya puede empezar la diversión de verdad! Si estás en una buena Coalición, sus miembros te ayudarán a desarrollarte y te asesorarán en estrategias de combate además de ayudarte a defender tu Ciudad a medida que mejoras tus Edificios y reúnes un ejército. También te pueden ayudar a obtener Recursos y Artículos, lo que te ayudará a entrenar y desbloquear Unidades de mayor Nivel. Y lo que es más importante, te transmitirán sus conocimientos y revelarán información útil sobre el juego. Chatear con otros miembros hace que los momentos aburridos, cuando estás mejorando edificios o esperando a que vuelvan algunas Unidades, pasen mucho más deprisa.  

¡Que los dioses y la fortuna te acompañen, Arconte!  

Este artículo fue escrito por Christopher Laing, que dio su consentimiento para su publicación en Plarium.com. Todas las ideas y puntos de vista expresados en este documento son propios del jugador, y no tienen por qué reflejar las opiniones de Plarium Global.

ESCRIBE TU NOMBRE EN LOS LIBROS DE HISTORIA EN
Sparta: War of Empires