Entrevista con Henry Maisey

¡Todos a cubierta!  Al menos una vez en su vida, todo marinero ha terminado a combate cuerpo a cuerpo con viejos lobos de mar a bordo de temibles barcos piratas. Algunos han sobrevivido a estas escaramuzas, mientras que otros han terminado en el cofre de Davy Jones. Solo los piratas más valientes pueden sobrevivir a un encuentro con The Tuskers liderados por Henry Maisey.

Hoy tenemos el placer de entrevistar a un capitán muy especial, cuyo corazón late al unísono con el mar. ¡Toma asiento, sírvete una copa de ron y disfruta!

Anne Bonnie (A.B.): Capitán, ¿podrías contarnos un poco sobre ti?

Henry Maisey (H.M.): ¿Yo? Soy solo un elefante de mediana edad, parte de la manada que llamamos los "Tuskers". Soy un inglés que vive en Francia.

A. B.: ¿Cómo te metiste en la piratería en los Siete Mares? ¿Has sido siempre uno de los Tuskers? Si no es así, háblanos de tus puestos anteriores.

H. M.: Siempre he estado fascinado con los juegos de rol y de mar por lo que este juego fue un paso natural. Solo ha habido una hermandad para mí, aunque tuvimos que pasar por un doloroso motín y un cambio de nombre en los primeros años.

A. B.: ¿No eres el Líder de la Hermandad, no? ¿Y eso?

H. M.: Los Tuskers no tenemos un Líder de la Hermandad, sino que tenemos un equipo de liderazgo que vamos rotando y compartiendo la responsabilidad. Me podrías llamar el "padre fundador", pero ningún Tusker es más importante que los demás.

A. B.: ¿Cómo se formó tu Hermandad?

H. M.: (Risas) Pues eliges un nombre, una bandera, pagas la cuota y ¡listo...! Ya tienes una Hermandad.

A. B.: ¿Qué tipos de dificultades se ha encontrado tu Hermandad?

H. M.: Salvajes bestias marinas, tormentas tropicales, falta de viento... lo típico. 

A. B.: ¿Cuál de las Insignias fue la más fácil de conseguir y cuál presentó el mayor desafío?

H. M.: La mayoría de las Insignias las consigues mientras vas haciendo lo normal. La de Rebajar Presidios fue la que más nos costó.

A. B.: ¿Experimentó la Hermandad algún momento en el que los Capitanes perdiesen su motivación? ¿Qué hacéis para motivar a tus Camaradas?

H. M.: La Hermandad ha tenido períodos de estancamiento, pero cambiar de líder tiende a traer a un estilo de juego diferente y nos da nueva vida. Pero la única forma segura de mantener a la tripulación interesada es darles un suministro constante de enemigos. La última Alianza que nos atacó lanzó 142 Ataques en Masa de 12 Hermandades diferentes. Recuperaremos nuestras fuerzas y acabaremos con todas ellas, una cada mes, así que ya tenemos el año que viene completo (risas).

A. B.: ¿Con qué frecuencia recluta a nuevos Capitanes tu Hermandad? ¿Cuáles son los requisitos, en caso de haberlos, para estos jugadores, sin contar experiencia previa en el juego?

H. M.: Reclutamos uno o dos Camaradas nuevos al mes. Los candidatos pasan por una rigurosa entrevista para garantizar un buen encaje cultural; y también tienen que demostrar que son asaltantes activos. Tenemos una hermandad de entrenamiento para los que no lleguen al listón pero tengan ganas de aprender. El Nivel no es importante, pero tienen que asaltar como mínimo un millón de Madera y de Oro cada semana, ya que eso es lo que hace falta para competir en este juego.

A. B.: ¿Capitán, qué distingue a un pirata curtido de un marinero de agua dulce?

H. M.: Un pirata construye barcos para enviar a la batalla. Un marinero de agua dulce los construye para mantenerlos a salvo en su puerto.

A. B.: ¿Qué consejos darías a los nuevos Capitanes que estén tratando de hacerse un nombre para sí mismos?

H. M.: Asaltad bien, construid barcos y tened la paciencia para luchar en los eventos PvP adecuados. Id con cuidado con los premios de Misión y aseguraos de uniros a una Hermandad que se adapte a vuestro estilo de juego.

A. B.: ¿Si pudieses cambiar una cosa del juego, qué sería?

H. M.: Soy un pirata, por lo que la codicia está en mí la naturaleza... Así que cambiaría dos cosas. Creo que a todo pirata le gustaría poderse mantener al día de todo lo que pasa en el mundo pirata; qué hermandades están luchando entre sí y cuáles han hecho las paces, por ejemplo. La segunda sería una buena estructura de Alianzas, con sus propias insignias, para que podamos ver el "panorama general", que ahora mismo está oculto.

A. B.: Una idea muy buena, capitán. ¡Ha sido un verdadero placer tener una charla pirata de verdad contigo!

¡Ahora, es hora de levar el ancla e izar la vela mayor! Tal vez se a mejor que otro tome el timón, porque mi sangre está llena de ron... o el ron que corre por mis venas está lleno de sangre. 

¡Gracias por tu tiempo, Capitán Maisey y da recuerdos de mi parte al resto de Tuskers!

Prueba los consejos de Capitán Maisey- ¡Juega YA a Piratas! 

Lleva a tu tripulación a la gloria en
Pirates: Tides of Fortune