¡Mantén un buen equilibrio de recursos!

3.6.2015
Juega ya

¿La logística? 

Un jugador que guarda demasiados recursos a mano solo se arriesga a perderlos en manos de atacantes. Un jugador que gasta hasta el último recurso que puede, corre el riesgo de no tener suficiente flexibilidad para reaccionar a los cambios en su entorno. Los jugadores más inteligentes y más exitosos son los que encuentran el equilibrio correcto entre gastar y guardar recursos, y quedarse con lo suficiente para mantener a su ejército en movimiento, creciendo y recogiendo más recursos.

Los mejores jugadores también guardan suficiente a mano para reaccionar ante las acciones del enemigo en caso de ser necesario. Recuerda que tu base nunca debería permanecer inmóvil; intenta progresar y evolucionar hacia un ejército más poderoso en todo momento.

La logística 

Para lograr esto, es recomendable que siempre estés subiendo los niveles de tus construcciones de recursos, sean cualesquiera que sean. Al hacer que tus edificios de recursos produzcan grandes cantidades de recursos, nunca te van a pillar aferrándote desesperadamente a tus recursos, y cruzando los dedos para que nadie te ataque, mientras intentas conseguir unos pocos más para producir aquella unidad tan grande que has estado esperando.

En la mayoría de juegos de estrategia en línea, aumentar tu nivel de producción de recursos también bien conlleva automáticamente o bien un aumento automático de capacidad de almacenamiento, o la necesidad de aumentar dicha capacidad. ¡Así que, a su vez, también tienes que subir esos niveles! ¡Recuerda que producir grandes cantidades de recursos no tiene ningún sentido si no tienes donde guardarlos Como resultado de tu aumento de producción y almacenamiento, podrás guardar más recursos, además de poder producir y mantener unidades en mayor número y de mayor nivel.

Por lo contrario, quienes no tengan suficientes recursos en mano estarán en malas condiciones para reaccionar a los cambios rápidos del juego. Si no tienes la capacidad de cambiar las cosas y reaccionar cuando hace falta, no eres más que un blanco fácil cuando otros jugadores deciden atacarte.

El equilibrio es realmente la clave; necesitas producir y gastar recursos de forma rápida, pero aun así tener suficientes a mano para cubrirte las espaldas en caso de una emergencia. Quienes confíen en esperar días y días a que sus edificios de recursos se llenen hasta rebosar para comprar una unidad cara no se están ayudando a sí mismos, ya que van a estar luchando con la ineficiencia además de contra otros jugadores.