Gasta tu dinero de forma inteligente en un juego F2P

18.6.2015
Juega ya

Algunos juegos MMO han llegado a ser convertidos para funcionar con este modelo. Jugar gratis puede ser un compromiso en comparación con los juegos tradicionales que los compras una sola vez. En lugar de tener que gastar 60 $ o más de una solo vez para un juego al que nunca has jugado, y que tal vez ni te guste, los jugadores pueden probar un juego de forma gratuita y, si les gusta, pueden mejorar su experiencia comprando cosas.

Además, puede que acabes gastando 60 $ o más en un juego free-to-play (que sea gratis de jugar), pero puedes hacerlo a la larga en vez de hacerlo de golpe. El inconveniente es que, en lugar de un pago único claro, los juegos free-to-play pueden tener una desconcertante variedad de formas en las que gastar dinero. Si estás listo para invertir en un juego gratuito, ¿en qué deberías gastar tu dinero, cuándo y por qué?

Compra con fundamento 

Lo primero de todo, es asegurarte de saber qué estás comprando. Con el dinero de la vida real a menudo compras la moneda del juego que puedes gastar de diversas formas, pero el tipo de cambio puede ser confuso y puede que no consigas lo suficiente para comprar lo que querías. Haz tus deberes y mira las ofertas que ofrece el juego para asegurarte de que estás sacando el máximo partido a tu dinero. 

Compra eficientemente

También tienes que asegurarte de estar gastando tu dinero de la forma más óptima. Considera este ejemplo: en algunos juegos puedes gastar tu dinero para comprar una cantidad fija de recursos, o puedes gastar tu dinero para aumentar tu producción de esos mismos recursos durante cierto tiempo.

Si acabas de empezar y tu nivel de producción de recursos es bajo, aumentar tu producción no te servirá de mucho, y te iría mejor comprar una cantidad fija de recursos y usarla para mejorar tu infraestructura. Pero si tu base es grande y productiva, comprar el impulso de producción puede que te dé más recursos contando todo el tiempo que dure el impulso, que no comprar la cantidad fija. 

Cuando estés pensando en gastar dinero, haz un análisis de costes-beneficios de las opciones de las diversas opciones. Aviso: esto puede implicar hacer uso de las matemáticas, pero son matemáticas fáciles, así que no te asustes... ¡aunque puede que te convenga coger una calculadora por si las moscas!