Aspectos positivos de jugar en línea Parte 1

1.7.2015
Juega ya

Beneficios de jugar en línea

Agudeza mental:

A medida que te haces mayor y tu cuerpo se vuelve más lento, tu mente tiende a seguir su ejemplo, a partir de los cuarenta o así, la mayoría de la gente empieza a ver signos de esos cambios. Para mucha gente, los juegos en línea son típicamente vistos como algo reservado para los adolescentes y jóvenes de veintitantos años, pero cualquiera puede beneficiarse de una mayor agudeza mental.

Muchos, si no todos los juegos competitivos en línea, proporcionan una forma de desafío mental que de otro modo es difícil de encontrar en el día a día de una persona, a menos que se busque activamente. El ajedrez en línea es un ejemplo perfecto de esto, ya que a menos que haya alguien en casa que disfrute y quiera jugar contigo, te resultará difícil practicar activamente el juego. ¡Aquí es donde entra en juego el ajedrez en línea, ya que puedes jugar en cualquier momento y en cualquier lugar y con cualquier persona del mundo!

Muchos MMOs y juegos de estrategia presentan un reto difícil para los jugadores, al enfrentarse contra rivales de todo el mundo e intentar llegar a lo más alto, completar rompecabezas difíciles o demostrar que tu estrategia es mejor que las de tus rivales. Competir o jugar regularmente a estos juegos en línea significa que tu mente constantemente se pondrá a prueba y estará lista para resolver muchos dilemas o problemas diferentes en tu día a día. Y eso nos lleva a nuestro siguiente punto:

Competición

Al igual que con la mayoría de los juegos en línea, especialmente los de estrategia o FPS, es más que probable que haya una escena competitiva donde los jugadores puedan poner a prueba sus habilidades contra otros. Esto vale para casi cualquier tipo de juego; si hay alguna manera de competir y jugar contra otras personas, habrá alguien dispuesto a jugar contra ti. Actualmente aún existe una escena competitiva activa, con competiciones, encuentros y premios en metálico, de un viejo juego de fútbol que Atari hizo en 1994.

La competencia te mantiene fuerte, te agudiza y te da un sentido de propósito, algo para lo que esforzarte. Dentro de una escena competitiva, encontrarás jugadores con intereses similares a los tuyos que estarán encantados de jugar y competir en su querido juego. La competencia en sí tiene muchos beneficios diferentes; uno de los más importantes es que te prepara mentalmente para la vida real. Al competir activamente, entrenar y trabajar activamente en tus debilidades, sin saberlo ya has participado en una de las cosas más difíciles que puedes hacer en la vida: te has analizado objetivamente a ti mismo.

Al trabajar en tus debilidades y tratar de superarte, prácticamente no hay mejor manera de prepararte para el mercado laboral y el mundo real. Cuando compites contra los demás, depende de ti averiguar qué estás haciendo mal, qué tienes que mejorar y qué tienes que cambiar. La competencia estimula el progreso, el crecimiento, el aprendizaje y una actitud perseverante. 
Si le pides a cualquier persona que consideres que ha tenido éxito en la vida si son cualidades importantes a tener, seguro que solo obtienes una respuesta.