Aprende a negociar

18.6.2015
Juega ya

Negociar en MMO Juegos no es solo una distracción entretenida, sino que es casi imprescindible si quieres llegar a ser alguien en el juego. ¡Hay un número limitado de ataques diarios y misiones para completar! ¡Del mismo modo, solo puedes producir un número finito de recursos! Así que, ¿de dónde sacas la producción que te falta para construir, luchar y mejorar? ¡Negociar es la clave!

En todos los juegos va a haber un recurso del que algunos jugadores no tengan bastante y que siempre necesiten. ¡Por supuesto, también es probable que suceda lo contrario, un recurso que todo el mundo piense que es muy fácil de producir y del que no sepan cómo deshacerse! ¡Aquí es donde entras tú, para aprovecharte de esto!

Puede que ya te hayas posicionado bien y hayas construido los edificios de recursos adecuados para producir en abundancia el tan codiciado recurso que el resto de tu MMO ansía. ¡Si ese es el caso, entonces todo va bien y solo te queda llevar a cabo tus intercambios y recoger los beneficios!

Aunque, si fuese tan fácil entonces todo el mundo lo estaría haciendo, ¿no? Así que es probable que tengas que pensar de otra forma. Para salir ganando puede que tengas que intercambiar el recurso 'A' por el recurso 'B'. Luego, con tu abundancia del recurso 'B' puedes obtener lo que realmente necesitas, el recurso 'C'. ¡Si te tomas un tiempo para pensarlo, seguro que hay una manera de hacerlo!

¡El viejo truco del dos por uno!

Deberías estar contento de tener el recurso que tanta falta te hacía. ¿Pero y si pudieses obtener beneficios al mismo tiempo que intercambiar recursos, además de aumentar tu productividad y construir los edificios necesarios para los nuevos niveles del juego? Suena bien, ¿no? ¡Las buenas noticias, es que no solo es posible, sino que es bastante común en casi todos los MMO!
He aquí lo que tienes que hacer.

Coge el recurso 'A', que te sobra y no te hace demasiada falta, e intercámbialo en una proporción superior a 1:1, por ejemplo 1,2: 1 o 1,5:1. Si todo va bien vas a recibir enormes cantidades de este nuevo recurso, aunque no te haga falta. Lo que harás es cambiar este recurso 'B' por el recurso 'C' en una proporción de 1:2 y gualá, tienes el doble del recurso que necesitas en lugar del recurso que no querías para nada.